Bésame, bésame mucho

“No dejes para mañana, los besos que puedas dar hoy”

Bésame y si te gusta, vuelve a hacerlo, si te quedas con ganas de más, bésame más y si no te gusta, vuelve a besarme de forma diferente…

Y es que hay besos que saben a nada, cómo hay besos que desprenden pasión, cariño y mucho, mucho sexo, hay labios que solo con rozarlos, te humedecen… Y es que ¡¡LOS BESOS SON TAN, PERO TAN IMPORTANTES que tenemos ciento y una maneras de besar para no desperdiciar el momento y demostrar con ellos mucho en muy poco tiempo…!!

Labios húmedos, intimidad, solos tú y yo y con tensión sexual acumulada, sin preocupaciones de interrupciones… Lancemos indirectas, risas, siempre sin desviar nuestras miradas penetrantes, mírame a los ojos, a los labios y sonríe, con esa mirada pícara que tanto nos gusta. Hagamos que nuestro lenguaje corporal nos excite y nos vaya indicando el momento oportuno para comernos, devorarnos y saborearnos mutuamente.

No quiero que te sientas presionadx, ni lo hagas por ser lo correcto, lo que toca, simplemente si quieres hacerlo de verdad, ves provocando la situación.

El contacto visual nos hará humedecer, una mirada fija y profunda, si quieres besarme, desvía tu mirada a mis labios, ladea la cabeza, penétrame con la mirada y prueba a ver cuánto aguanto… provócame como solo tú sabes hacerlo.  Sonríeme, una sonrisa a tiempo ayuda a que la situación sea más tranquila y divertida, nos hará sentirnos a gusto, seguros y relajados.

Acaricia mi cara, sin desviar tu mirada de mis ojos y labios, acerca tu cara, ves mordiéndote el labio y bésame sin besarme, junta tus labios con los míos, acarícialos, hazme sentir tu temperatura y haz que me humedezca…

Y es que hay besos con todo tipo de nombres, nacionalidades y colores, ¿Qué tal si dejamos de explicarlos y pasamos a la acción?

Existen multitud de listas con diferentes besos, desde el beso chocolate, beso del hombre araña, beso blanco, beso francés…  ¡¡Hagámoslos nuestros!! Creemos nuestros propios besos…

Los besos, nos ayudarán a comprobar nuestra compatibilidad sexual, atracción, deseo o rechazo, darán forma a nuestra vida erótica, ¿sabías que una pareja que se besa poco significa que tienen una vida erótica aburrida? ¡¡QUIERO DIVERTIRME!! Quiero que nuestros labios se junten y nuestro ritmo cardiaco se dispare, quiero sentir tu corazón palpitar contra el mío, que liberemos toda la adrenalina posible en un solo beso. Quiero desde el beso más sencillo al más peligroso. Intercambiar bacterias para fortalecer nuestro sistema inmunitario, sentir tus jugos en mi boca y que introduzcas en ella tus líquidos viscosos más apetecibles…

¡¡Juguemos a besarnos!! Juguemos a inventar nuestros propios besos, a retorcernos de placer tan solo con nuestros labios, besémonos de mil maneras distintas, ¡¡¡BESEMONOS!!!, vamos a lamer cada rincón de nuestro cuerpo, saborear cada centímetro de nuestra brutal excitación y demos forma a este deseo que reforzaremos con momentos eróticos que construiremos de forma húmeda con tus labios y los míos…

Bésame los labios, la lengua, boca, el cuello, los brazos, la espalda, la entrepierna, bésame el alma y mi más pervertida personalidad, bésame lo que quieras, pero bésame, bésame con cariño y sinceridad y juntos, besaremos las situaciones más excitantes…

Ahora dime una cosa, ¿nos besamos?

JOANA ROPERO, CEO de YOMELOPASOTETA.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *