Estoy mojada… ¿Que es ese fluido?


¿Sabías que no es lo mismo lubricar que el fujo vaginal?

Aunque es posible pensar que se puede tratar del mismo fluido, lo cierto es que cumplen funciones muy diferentes.

El flujo vaginal es la secreción natural que tiene el cuerpo de la mujer con el fin de limpiar, humidificar y proteger de posibles infecciones.
Y no aparece por casualidad, sino que tiene tres funciones importantes: de defensa, de reproducción y la sexual

Mientras que la lubricación es un fenómeno que se produce a nivel genital durante la excitación sexual. “Ésta se debe al aumento del riego sanguíneo y ayuda a facilitar la penetración y a mantener un pH neutro para facilitar la supervivencia de los espermatozoides en la vagina”.

Hay dos tipos de lubricación: una vaginal y otra vulvar. “Esta última lubrica las glándulas que se encuentran en los labios menores de la vagina. Su función también es facilitar la penetración y mantener el pH neutro”

La lubricación, por norma general, se produce de forma natural, pero hay mujeres que están naturalmente más lubricadas que otras y en los casos de sequedad vaginal, es recomendable usar algún producto de lubricación sexual, como los lubricantes. Aconsejables los de base acuosa (lubricantes de agua) y no de aceite.


Para poder tener un buen flujo, así como una mayor lubricación, siempre es recomendable mantener una buena higiene genital. “El lavado ha de hacerse con agua y jabón, pero hay que tener en cuenta una cosa: siempre se debe llevar a cabo de delante hacia atrás y no al revés. Así se evitarán las irritaciones o las infecciones en esa zona”.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *