Higiene Sexual y Salud

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud sexual y reproductiva como “un estado de completo bienestar físico, mental y social y no simplemente
la ausencia de enfermedad o dolencia en todos los asuntos relacionados con el sistema reproductivo y sus funciones y procesos”.

Disfrutar de una vida sexual sana y satisfactoria, fuera de riesgos y con la libertad de decidir cuándo hacerlo o no, la frecuencia y con quién, también es salud.

Conocer tus derechos, tanto en planificación familiar, como en educación sexual, métodos anticonceptivos, métodos seguros, eficaces, accesibles… son servicios esenciales para nuestra salud. Recuerda, que siempre en tú ciudad, tienes un servicio de planificación familiar que te ayudarán a resolver todas las dudas que tengas. 

Tú cuerpo, hay que cuidarlo, la higiene, el cuidado y la protección de tu cuerpo y órganos del aparato reproductor son importantes para disfrutar de una salud sexual y reproductiva satisfactoria, tanto para hombres como para mujeres. 

Es importante que las personas y sobre todo jóvenes, conozcan hábitos de higiene fundamentales para mejorar estos aspectos

  • Procura evitar la ropa interior justa y a ser posible, que siempre sea de algodón, es preferible que sea transpirable. 
  •  La higiene de los genitales externos, es tan importante como la del resto del cuerpo, el aseo diario es fundamental para una higiene y para nuestra salud, también es importante que a la hora de secarlos no quede nada de humedad.
  • Los hombres, deben intentar mantener el pene libre de secreciones. Hay que echar hacia atrás el prepucio o la piel que recubre el glande o cabeza del pene y lavar bien con agua y jabón, también es importante su aclaración. En caso de encontrar cualquier secreción rara, hay siempre que consultar con el médico. 
  • En igual medida que los hombres, las mujeres deben de tener una higiene personal adecuada, no solo es importante lavar toda la vulva y labios externos, sino que siempre hay que ser meticulosos a la hora de separar labios y el capuchón del clítoris para evitar exceso de secreción y sobre todo, tener una mayor higiene.  Las duchas vaginales no son una solución muy adecuada, porque solo te ayudarán a irritar la zona y alterar el PH vaginal.  
  • Para cualquier aparición se secreción extraña, con mal olor, etc, es muy importante acudir al médico. 
  • Las mujeres deberán acudir al ginecólogo desde la primera menstruación. La aparición de regala es algo natural y el uso de compresas, tampones o copas comenzará a ser habitual.  
  • Es recomendable tomar duchas o baños de forma regular durante la menstruación. Esto no quiere decir, que si aún no la tienes, o no estas en fecha de menstruar, estés libre de duchas, más bien, que cuándo estamos con la menstruación, es muy importante cuidar aún más la higiene.
  • El exceso de limpieza vaginal es algo contraproducente, ya que se destruye la flora vaginal aumentando los riesgos de infección.

Por eso es importante la calidad, no la cantidad.

  • Aunque los genitales externos tienen cierto olor, que muchas veces nos puede resultar incomodo, recuerda que los fuertes olores provenientes de la zona genital suelen darnos a entender que tenemos infección. Por lo que, si empiezas a notar que el olor cambia, es más fuerte, debes consultar al médico.
  • El preservativo no solo es un método para evitar embarazos no deseados. Su uso es muy importante e imprescindible para también evitar posibles infecciones de trasmisión sexual (ITS).
  • A la hora de mantener relaciones sexuales, es muy importante que conozcas bien a la pareja y la capacidad de sentirte con la suficiente confianza de tener una buena comunicación con ella, para poder hablar con total libertad de relaciones sexuales anteriores, o si es tu primera vez, posibles infecciones de trasmisión sexual, consumo de drogas, etc. O cosas tan sencillas como que te incomoda o gusta más o menos… 

RECUERDA SIEMPRE, la presencia de cualquier enfermedad de trasmisión sexual debe ser conocida por la pareja. 

Una buena alimentación acompañada de ejercicio diario ayudará notablemente en tu salud sexual, dado que se sabe que determinadas enfermedades están directamente relacionadas con la alimentación e incluyen en nuestra salud sexual, sobre todo la masculina. Una rutina correcta de higiene, alimentación y deporte, nos ayudarán notablemente a la hora de conseguir y mantener una adecuada calidad de vida

Joana Ropero – YOMELOPASOTETA

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *