Infidelidad Cibernética

Nuestras rutinas cambiaron con la llegada de la tecnología, sobre todo con las redes sociales y con ello, cambiaron nuestras relaciones de pareja. Ahora se puede decir que hacemos pública toda nuestra vida e intimidad.

Todos podemos hablar con todos, aceptamos invitaciones de “amistad” de gente que no conocemos, le damos a me gusta a sus fotos e incluso interactuamos con ellas. 

Realmente ¿qué es una infidelidad? Pocas parejas se paran a hablar con sinceridad sobre ese “pacto” de fidelización, dado que la palabra infidelidad abraca demasiado. Lo que a una persona puede resultarle apto, quizás a otra puede no parecerle aceptable.

Por ejemplo, hablamos de intercambiar no solo conversaciones a través de internet, sino también intercambiar fotos, audios, dar nuestros números de teléfono, hacer comentarios de coqueteos e incluso hacer video llamadas… etc

Sabemos que estamos sobrepasando la línea de lo “correcto” cuándo tendemos a borrar conversaciones u ocultarlas para que no se entere la pareja, abrir otro tipo de cuentas de las que ella no tenga conocimiento alguno, poner un nombre diferente a la persona con la que coqueteas, negar en redes sociales que tienes pareja, ocultar videos o fotos y por último, hacer ese coqueteo virtual a un coqueteo real, es decir, salir a tomar algo o lo que surja.  

Pero mi más sincera opinión, es que como bien dije con anterioridad, la palabra infidelidad depende de cada persona, e incluso de cada pareja. Hoy en día, hay gente que “aceptan” que sus parejas mantengan conversaciones con otras personas, que jueguen, intercambien fotos, video llamadas, ese “coqueteo” que, para otras, sin embargo, sea sobrepasar lo correcto. 

Lo que está claro, es que cada pareja debe saber dónde está su límite y para ello necesitan tener una confianza plena y hablar que líneas deciden sobre pasar y cuáles no. 

Como bien me decía hoy una seguidora de yomelopasoteta, “la infidelidad es un invento”.

Somos infieles por naturaleza, la monogamia es un pacto consentido, pero no natural, el sexo es un acto físico adornado con sentimientos, es mejor practicarlo así, claro está, pero desde luego que es un acto físico. Todos somos infieles por naturaleza, pero algunos no lo hacen por no herir a la pareja.  Si no, ¿Quién no a deseado a persona con sólo verla?

Nadie pertenece a nadie y el sentir deseo es totalmente natural. Pero el respeto es una parte fundamental para toda relación y si queremos a nuestra pareja (no solo vale sentir deseo) y no queremos perderla, la confianza y el respeto es muy importante. Hablar de lo que permitís, de lo que os duele y los puntos clave a no sobrepasar es primordial. 

Hay una frase que me encanta, y es que “No hagas a los demás, lo que no te gusta que te hagan a ti” Creo que, partiendo de eso, de la confianza y el respeto, todo fluirá bien. 

No olvides hablar con tu pareja, insisto, todos sentimos deseo o nos gusta sentirnos deseados, todos sentimos cambios en nuestros cuerpos, en nuestros sentimientos, en nuestras ganas de vivir diferentes situaciones, como la incorporación de nuestra vida a las redes sociales. Cambios de trabajo, ambientes nuevos, quizás se te abre de repente, una puerta que jamás pensaste que se te abriría. Si es así, habla, habla y habla…. Tu eres libre de ser feliz, de vivir tu vida como se te antoje, de no perderte cada oportunidad que te da la vida, pero hay algo muy importante, no hagas daño. 

La NO comunicación mata las relaciones. 

Joana Ropero – Yomelopasoteta.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *