No me corro durante la penetración, ¿soy rara?

Y de repente llega un día, ese día que te hicieron ver que iba a ser una explosión de romanticismo, en el que te robarían tu virginidad y tirarías cohetes de placer. Situaciones sin aliento, en la que te imaginas sudando como una perraca agarrando las sábanas y gimiendo de placer…

Pero ese cuento de princesas y princesos se rompe cuando te das cuenta de que…

NO ME CORRO ¡¡SOY RARA!!

Amor, no eres rara, simplemente no recibimos la información necesaria, tan solo se nos pasan diapositivas por nuestra cabeza imaginando cómo sería ese momento, o reproducimos mil y una veces esa escena porno que tanto nos excita.

Pero eso no es un cuento, ni mucho menos una película, es tú historia y tú eres la que tienes que construirla desde 0.

Ya viste que alcanzar esas situaciones es más complicado de lo que nos contaron, por lo que la gran mayoría sienten frustración e incluso engaño tras su primera relación sexual. En cuanto a estadísticas, hablamos que un 98% de hombres llegan al orgasmo en sus primeros encuentros sexuales, frente al 47% de las mujeres que lo consiguen. ¿Por qué creéis que es esto? ¿Por qué pensáis que más de la mitad de las mujeres NO consiguen llegar, cuando casi el 100% de los hombres sí? ¿Porqué somos raras? ¡¡NO!!

Sencillamente porque somos especiales y no estamos escritas en “braille”, no tienen que estar tocándonos a lo loco para descifrar nuestros puntos… Insisto, SOMOS BRUTALMENTE ESPECIALES y cuando comprendas esto, estarás lista para abrirte de piernas y disfrutar como mereces.

TU CLÍTORIS NECESITA MIMOS

Lo primero: Entre tus piernas, tienes la parte más erógena del cuerpo, con nada más ni nada menos que unas 8.000 terminaciones nerviosas, justo encima de la vagina y de la uretra, extendiéndose por debajo de los labios mayores. Es el único órgano del cuerpo humano concebido solo y exclusivamente para proporcionar placer. Por lo que es brutalmente imprescindible que aprendas a estimularlo para poder alcanzar el éxtasis.

Nunca esperes a què tu pareja descubra que te gusta, explórate tú. Mastúrbate, explora tu cuerpo y por supuesto invítale a que lo haga él, acariciando cada rincón, disfrutando diferentes ritmos, velocidades, presiones… e incluso si te atreves, podéis experimentar con diferentes geles de efectos, vibraciones e incluso succión. ¡¡AYUDALE!! Recuerda que estimular el clítoris de forma correcta ¡está directamente relacionado con conseguir un orgasmo!

ESTAR TRANQUILA Y LIBRE DE CULPAS, CON LA MENTE EN BLANCO

Si no lo consigues, lleva tu mente a pensamientos sexys, palabras que te gusten e incluso imagínate en diferentes acciones, recuerda que el cerebro es el órgano sexual más importante tanto para hombres, como para mujeres, así que aprovéchate de él.

BUSCA TU POSICIÓN MÁS CÓMODA Y PLACENTERA

Cambia de posturas hasta que encuentres una con la que te sientas a gusto y si demás te ayuda a la estimulación del clítoris mejor que mejor. Por norma general, llevar el control resulta más placentero, por lo que te invito a que te pongas arriba, pero si al principio no te hace sentir segura, quédate en la que más te guste, pero asegúrate que tengas buen acceso “manual” al clítoris durante la penetración, para así poder estimularlo.

GIME, SIMULA UN ORGASMO NO FINGIDO

¿Qué te quiero dar a entender con eso? Respiración, toma el control absoluto de tu respiración. No te pido que finjas, te invito a que con tu aliento y respiración vayas proyectando como aumenta tu placer, concéntrate en el aire y en el bombeo de la sangre en tu clítoris y ves aumentándolo de forma progresiva e incluso, si te animas, deja que salga un poco la voz…. Inhala y exhala, gime y disfruta…

EL SEXO NO SOLO ES EL METE SACA – EL SEXO NO ES SOLO CORRERSE

El sexo no consiste solo en la penetración, ni en acabar, el sexo es un proceso de deseo, confianza, atracción física y la más importante, la química mental… y un gran etc, por lo que no os sometáis a la presión del “orgasmo” todo conlleva un proceso…

Explorar vuestros cuerpos, mirarlos, besarlos, chuparlos, lamerlos, acariciarlos, provocar que caigan gotas de sudor, que las palpitaciones aumenten, conseguir que vuestra respiración se transforme en un gemido cuando menos lo esperéis… ¡¡NO TE PRESIONES EN BUSCA DE UN ORGASMO!! SIMPLEMENTE DISFRUTA.

NO EXISTEN CULPABLES

No debemos culpar a la pareja, ni sentirnos mal o raras por no llegar al orgasmo, no es culpa de nadie. Hay algo muy importante, es tener paciencia y comunicación. Pero jamás te sientas un bicho raro por no llegar al orgasmo durante la penetración, toda relación sexual con uno mismo o con la pareja tiene que pasar por un proceso “experimental” para ir descubriendo tu placer.

RECUERDA

El clítoris, y todo lo que podamos hacer con él, será el boton perfecto para tu pasaje al éxtasis.

En 1924, la Princesa Marie Bonaparte realizó una investigación y llegó a la conclusión de que existe una relación entre la distancia entre la vagina y el clítoris y la capacidad de llegar al orgasmo únicamente mediante penetración.

Si la distancia entre tu clítoris y la vagina es igual o inferior a la distancia entre la punta de tu pulgar hasta el primer nudillo, tienes más posibilidades de llegar al orgasmo de forma vaginal porque el clítoris también recibe estimulación.

Las mujeres cuya distancia entre el clítoris y la vagina es mayor, seguramente necesiten extra estimulación. 

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *