¿Quieres excitarle?

Háblale sucio…

Es simple, se directa… ¡¡Sin miedos!! ¡¡Sin tapujos!! Dile lo que piensas, lo que quieres hacer con el y de el. “Lo que le estás haciendo, lo que le vas a hacer, lo que acabas de hacerle”.

Aún así, a muchas personas les cuesta abrir la boca y poder expresas con total naturalidad lo que sienten, y más cuando es algo tan terriblemente erótico. Y lo que queremos que sea algo brutalmente excitante, se convierte en un acto “cortarrollos”.

“Juega” entra en un juego que no resulte rutinario, háblale sucio, intenta ir subiendo de intensidad, de menos a más. ¿Sabes que me apetece tocarme pensando en ti? ¿sabes que me estoy tocando pensando en ti? Un buen intercambio de frases “sucias” puede hacer que salgáis de la rutina y encender más de una llama en vuestra relación.

No solo tenemos que intentar excitarle a el, lógicamente, para nosotros poder entrar en el juego de una forma excitante como la suya, tenemos que estar a mil por hora (como poco) para poder hacer que todo fluya con naturalidad. No podemos intentar calentar a nuestra pareja vía mensajes, si por ejemplo, estamos preparando un biberón. Ponte en situación….

Túmbate, relájate, piensa en el, en esa situación que ahora mismo te gustaría tener con el, ¿te lo imaginas? pues es el momento de empezar a escribirle… De una forma muy tranquila, explícale lo que tu mente pervertida empieza a recrear, dale todo tipo de detalles, DESCOLOCALE, cuándo menos se lo espere y … demuéstrale que tú te estas masturbando pensando en el.

El trabajando, tomando cañas con los amigos, o comiendo con papá y mamá, y tú mientras, masturbándote pensando en el…

Estoy segura de que le descuidará de tal manera, que si a ello, le añadimos una buena historia, con las palabras adecuadas… tienes el juego ¡¡ASEGURADO!!

Joana Ropero, YMLPT

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *