Yo me toco, yo me corro

Si te tocas ¡¡HAZLO BIEN!! Y consigue el efecto que buscas, “el orgasmo”.

La semana pasada hablamos de que es más habitual de lo que pensamos encontrar mujeres que no tienen orgasmos con una penetración.

Y es que en YOMELOPASOTETA, insistimos siempre la importancia de estar bien concienciados con que el sexo no es solo penetración. El sexo va mucho más lejos…Por eso hoy, te invitamos a que descubras el placer de tener orgasmos sin llegar al coito.

La gran mayoría de vamos directos al clítoris, pero es un atajo al placer dado que como bien sabemos, suele ser placer asegurado en la gran mayoría de las mujeres, pero muy cerca de él, se encuentra un punto que no todas disfrutamos y es algo que deberíamos de cambiar.

EL MONTE DE VENUS. Situado un poco por encima del clítoris, se encuentra esta maravillosa montaña del placer, justo dónde crece el bello. Podemos ejercer presión sobre el mientras estimulamos el garbancito con los dedos, como acariciándolo o besándolo, podemos conseguir resultados muy sorprendentes y te invito a que lo pruebes sin duda alguna, dado que, proporcionando una buena estimulación, conseguiremos estimular de una forma exageradamente placentera el clítoris interno.

JUEGA Y MANIPULA TUS LABIOS. Insisto, no vallamos directamente al clítoris, no solo puede resultar aburrido, sino también molesto, dado que puede no estar lo suficientemente húmedo y que, a muchas mujeres, su estimulación directa puede resultar algo dolorosa.

¡¡Humedece tus dedos!! Si es verdad que mucha gente humedece los dedos con saliva, algo que ciertamente puede hacernos un “apaño”, pero es 100% aconsejable el uso de lubricantes de agua, puedes hacerlo algo más divertido empleando lubricantes con efecto calor, frío, potenciadores de orgasmo y cómo no, de sabores para hacer del sexo, una experiencia aún más sabrosa.

Una vez humedecidos de forma correcta… ¡¡Juega!! Dale alegría a tu cuerpo macarena jugando tanto con los labios internos, como los externos.

“Para tocar tus labios internos, literalmente abre tu vagina con la otra mano y con dos dedos acaricia suavemente de arriba abajo esa zona”.

PARED VAGINAL-PUNTO G. De esta forma podemos estimular las raíces del clítoris, algo realmente placentero para ti, dado que el punto G forma parte del área clitorial, Introduce tus dedos bien impregnados de lubricante y acaricia la parte frontal de la vagina con una pequeña inclinación hacia arriba. Ves probando haciendo círculos o movimientos….

Recuerda, que, para acariciar este punto, no necesitamos introducir los dedos de forma muy profunda, dado que el punto G lo encontramos en el primer tercio de la pared,

Cuando realices esto, presiona el monte de venus, al principio puede que te cueste encontrar el punto o la inclinación correcta con los dedos que acarician tu pared vaginal, e incluso la sensación puede ser fuerte, pero cuándo encuentres la presión e inclinación perfecta, conseguirás un orgasmo brutalmente placentero”.

Probablemente hemos escuchado eso de que, el punto G es la clave para disfrutar de orgasmos vaginales de infarto, y es que “el punto Gräfenberg, conocido como el punto G, fue descubierto por la Dra. Beverly Whipple cuando notó que hacer el movimiento “ven acá” con los dedos a lo largo del interior de la vagina producía una respuesta física en las mujeres.

Considerando así, que esta región podría ser la clave para que las mujeres logren orgasmos durante las relaciones sexuales.

ESTIMULA TUS PEZONES. Y es que, es realmente cierto eso de que las mujeres podemos alcanzar el orgasmo a través de la excitación de nuestros pechos.

Según un estudio publicado en ‘Science of Relationships’ la estimulación del pezón activa un área del cerebro conocida como la corteza sensorial genital. La misma región que se activa cuándo estimulamos el clítoris, vagina y cuello uterino. Lo que significa, que el cerebro de la mujer, procesa la estimulación del pezón y genital de la misma forma.

CEREBRO – Qué no se te olvide, que el cerebro es el mayor órgano sexual que tenemos y que él decide cómo, cuándo y dónde experimentar el placer que buscamos. Estimularlo es de vital importancia.

Aprieta, acaricia, lame, muerde, azota… sea como sea, pero…

¡¡ESTIMÚLATE Y DATE EL PLACER QUE MERECES!!

JOANA ROPERO – CEO DE YOMELOPASOTETA.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *